“Da siempre lo mejor de ti,

y lo mejor vendrá….”

                                    (Madre Teresa de Calcuta)

 

La Humanización de la atención sanitaria es una cuestión prioritaria del Sistema Sanitario Público de Andalucía y para ello se requiere, principalmente, un cambio de actitud. La Humanización consiste en algo más que ser respetuosos con las personas que acuden a nuestros centros. Es un compromiso y una responsabilidad con la ciudadanía andaluza, por lo que la Organización sanitaria debe asegurarse de que las personas tengan garantizado el acceso a la atención cuando la necesiten; que sea segura y eficiente, facilitando la continuidad asistencial y la agilidad en la atención, evitando tiempos de espera innecesarios y prestándoles una atención personalizada basada en las necesidades y expectativas de las personas, implicándolas en la toma de decisiones compartidas.

cartel.jpgIdentificada esta prioridad, las Direcciones Asistenciales junto a la Unidad de Calidad propusieron en 2018 crear una nueva Comisión hospitalaria para el abordaje de todo lo relacionado con la Humanización. Desde esta Comisión se estableció la necesidad de elaborar un Plan de Humanización que partiera de los propios profesionales y que no fuera impuesto de arriba hacia abajo (top-down); un Plan con vocación de perdurar en el tiempo y, a la vez, dinámico y cambiante, adaptándose a las circunstancias concretas de cada momento. Por ello, se planteó la necesidad de designar una persona referente de Humanización en cada una de las Unidades de Gestión Clínica del Hospital Universitario Virgen del Rocío. Estos profesionales referentes son las personas encargadas de gestionar todos los aspectos relacionados con la Humanización en sus respectivas Unidades y servir de interlocutores de la Comisión.

De esta forma, el Plan de Humanización de nuestro Hospital nace con el objetivo de reconocer el derecho de las personas a que se respete su voluntad, proporcionándoles la información y formación adecuada a través de una comunicación empática, cuidando la confidencialidad y la intimidad e incorporando a familiares y allegados siempre que los pacientes así lo decidan. Para conseguir este objetivo se han desarrollado unas líneas estratégicas que se han concretado en un total de 21 acciones que se detallan a continuación.

 

 Medidas del Plan de Humanización 

  1. Adecuada planificación del alta
  2. Asegurar el descanso de pacientes
  3. Personalización de la asistencia
  4. Incluir al paciente y su familia en la elaboración del plan terapéutico
  5. Contenido de todos los ítems en la valoración de pacientes
  6. Identificación de profesionales
  7. Plan de acogida a pacientes y familiares
  8. Protocolo de horarios de visita y acompañamiento
  9. Plan de comunicación presencial y telefónica a pacientes y personas que les cuidan sobre la evolución de la situación clínica y no clínica
  10. Circuito diferenciado para personas vulnerables en Urgencias
  11. Promover desde las Unidades que profesionales y población a la que atienden generen ideas creativas e innovación en la humanización de la asistencia sanitaria
  12. Desarrollo de actividades formativas para mejorar las habilidades en comunicación afectiva y efectiva, gestión de conflictos, comunicación de malas noticias, acompañamiento en el duelo, empoderamiento de las personas
  13. Cumplimiento del Decreto 246/2005, de 8 de noviembre, por el que se regula el ejercicio del derecho de las personas menores de edad a recibir atención sanitaria en condiciones adaptadas a las necesidades propias de su edad y desarrollo.
  14. Espacios individuales para la realización de pruebas diagnósticas, consultas, etc. 
  15. Establecer dietas personalizadas
  16. Adecuación de la lencería para que preserve la intimidad y comodidad de paciente
  17. Difusión y uso de la guía de estilo del Servicio Andaluz de Salud
  18. Método madre/padre canguro en unidades de Neonatología
  19. Habitaciones individuales durante el ingreso hospitalario siempre que sea posible y específicamente en personas con necesidades especiales (personas con TEA, con demencias…) o situaciones de final de la vida
  20. Lactario en las UCI Pediátricas o de Neonatología
  21. Espacios y actividades de ocio para menores

Pero el Plan de Humanización no se agota en estas 21 medidas, ya que existen muchas otras que se están llevando a cabo en el Hospital y que tienen un carácter marcado de “humanización”. Como ejemplos, pueden citarse iniciativas como 'Al Lado del Menor' de la Consejería de Salud y Familias, habiéndose constituido un grupo de atención a las familias en el Hospital Infantil. También en este centro, y con muy buena acogida, se ha ampliado el tiempo de acompañamiento de los menores con sus progenitores. El proyecto La Azotea Azul también se ha erigido como una iniciativa muy aceptada entre población y profesionales, con el impulso de la Fundación El Gancho; permitirá dotar al Hospital Infantil de un gran espacio lúdico terapéutico al aire libre para que menores y familias puedan conectar con su entorno y sus seres queridos a través del juego. En el Hospital General, se ha puesto en marcha el Programa de Atención a Pacientes con Enfermedades Crónicas Avanzadas, en colaboración con la Fundación DomusVi y la Obra Social La Caixa. También se ha impulsado, participando en el Proyecto La Vía, la elaboración de cortos cinematográficos para cambiar actitudes frente a determinadas enfermedades. Familiares y pacientes ingresados han expresado sus vivencias en el Libro de la Planta de Cuidados Paliativos, en colaboración la Asociación Alma y Vida. Es igualmente destacable la experiencia llevada a cabo por Medicina Interna con paseos a la calle con personas cuidadoras de pacientes que requieren cuidados paliativos. En la UCI de adultos, también se está implantando con éxito la visita flexible y diferentes Unidades de Gestión Clínica se han sumado ya al proyecto nacional Sueñon, impulsado por enfermeras y dirigido a toda la sociedad (profesionales de salud, gestores, pacientes) con el fin de promover el descanso de las personas hospitalizadas.