paneles18 Ciudada

La salud es un elemento esencial en el bienestar de las personas y la sociedad en su conjunto y la Ciudadanía es el fundamento del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Por ello, se erige como el motor de todo el conjunto de servicios necesarios para el buen desarrollo de una organización tan compleja como la sanitaria. Buscar el mayor bienestar y dar respuesta a las inquietudes de la Ciudadanía es una forma de legitimar nuestro sistema sanitario público, rindiendo cuentas del destino de los impuestos con los que se financia.


La legitimidad se obtiene no sólo ofreciendo satisfacción, sino también con efectividad y protección del riesgo. Lograr mejoras en la salud de la población, priorizando aquellas medidas en las que se obtenga un resultado óptimo y una distribución equitativa de los recursos no es solamente una práctica necesaria en los tiempos que vivimos, sino una obligación legal. En la actualidad, la Ciudadanía tiene una mayor receptividad a toda la información veraz que proponga alternativas tendentes a promover su uso más racional, en favor del interés general.


El Hospital no sólo pretende producir mejoras en la salud de la población, sino ser también efectivo en el afianzamiento de la cohesión social, dirigiéndolo, particularmente, hacia los grupos sociales más vulnerables y con mayor riesgo. El Hospital busca proyectar una nueva dimensión en la que no juegue un papel meramente asistencial, sino de intervención frente a las causas de los problemas sociales, de previsión y de prevención. Esto no significa desechar todo lo que se ha hecho hasta hoy, sino valorizar, potenciar e integrar lo existente. Es imprescindible sistematizar la evaluación del desempeño y la rendición de cuentas.


Durante el año 2018, el Hospital ha mantenido y reforzado sus dos líneas de acción complementarias y necesarias para salvaguardar su naturaleza abierta y permeable. Por un lado, la destinada a robustecer el vínculo con los/as pacientes y su entorno. Por otro lado, dando voz a asociaciones, federaciones y entidades de voluntariado, renovando y ampliando los convenios.


El Hospital es sensible a la cultura y al entorno de la población, puesto que siempre ha sabido interpretar su influencia sobre los procesos de salud-enfermedad. La toma compartida de decisiones requiere que ciudadanía, pacientes, profesionales, empresas proveedoras de tecnologías sanitarias y decisores/as trabajen juntos en el largo sendero del cuidado de la salud, tanto en el plano individual, como en el comunitario y social. La conclusión de este esfuerzo se manifiesta en pacientes activos, informados y participativos en la gestión de su enfermedad.


El Servicio de Atención a la Ciudadanía, la Unidad de Trabajo Social y Participación Ciudadana y el conjunto de profesionales de las distintas Unidades de Gestión Clínica continúan promoviendo la información y facilitando el acceso a las prestaciones sanitarias, a veces esenciales para las necesidades de la ciudadanía. Además, durante el año 2018 se han incrementado los canales de comunicación, a través de los cuales el Hospital identifica las áreas de mejora y puede revertir la ineficacia y/o ineficiencia detectada.


De igual modo, en nuestro Hospital tienen gran trascendencia los Servicios Generales, cuyo equipo de profesionales se implica con entusiasmo en proporcionar bienestar y comodidad a unas estancias seguras y confortables. Llevan a cabo sus funciones garantizando una alimentación gustosa y adecuada, ropa óptimamente procesada, limpieza, actividades escolares y actuaciones de vigilancia y seguridad.