diagnostico img pruebasEl 95% de las pruebas de diagnóstico por imagen se solicitan ya de manera electrónica en el Hospital Virgen del Rocío y su área de atención primaria de referencia.

La implantación de este programa corporativo del SAS no sólo reduce el consumo de papel; también aumenta la seguridad del circuito, permite ajustar las citas según la revisión del paciente y agiliza el procedimiento.

La petición ‘on line’ de pruebas de Radiodiagnóstico y Medicina Nuclear alcanza ya el 95% de todas las solicitudes que hacen los profesionales y que suponen casi 700.000 exploraciones al año en el Hospital Universitario Virgen del Rocío. Entre ellas, radiografías convencionales, ecografías, Tomografías Axial Computerizada (TAC), Resonancias Magnéticas (RNM), Gammagrafías, Densitometrías y radiologías intervencionistas, en las que los especialistas son capaces de tratar una lesión a tiempo real guiados por la imagen que obtienen de los equipos.

La aplicación informática que sustenta la petición electrónica es de uso profesional. No obstante, ofrece múltiples ventajas para la ciudadanía: evita el desplazamiento de los pacientes para solicitar la prueba, acorta los tiempos entre la solicitud y la asignación de cita, y minimiza el impacto medioambiental al disminuir el uso del papel. Todo ello, cumpliendo con la normativa que garantiza la confidencialidad de datos de todos los pacientes que pasan por el área.

Por otro lado, facilita el trabajo a la Unidad de Gestión Clínica de Radiodiagnóstico, ya que aparecen claramente indicados los datos de la petición ‘on line’, como son el nombre del profesional que solicita la prueba, su unidad o la fecha recomendada de realización de la prueba. Un detalle fundamental cuando los profesionales efectuaron, solo el año pasado, un total de 464.430 radiologías convencionales, 69.178 TAC, 58.625 ecografías, 24.912 RNM, 17.269 pruebas dentro del Programa de Detección de Cáncer de Mama, otras 13.406 mamografías, 4.149 pruebas digestivas y 2.994 técnicas de intervencionismo.

La aplicación informática permite también gestionar las citas con más de un año de antelación. Esto hace posible, por un lado, adaptar los recursos a las necesidades de los pacientes, y por otro, analizar la gestión de los mismos de una manera eficiente o detectar nuevos campos de mejora. Todo ello permite una programación más eficiente de las agendas de trabajo en los equipos de radiodiagnóstico y la inmediata incorporación del informe del paciente a su historia clínica digital.

El Hospital Universitario Virgen del Rocío empezó a pilotar el proyecto de petición electrónica de pruebas diagnósticas por imagen hasta que en marzo de este año ha quedado implantado definitivamente. Sus profesionales han demostrado una rápida adaptación a las nuevas tecnologías, y sus aportaciones han sido incorporadas en muchos casos a la aplicación, que gestiona el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Actualmente, ya se usa de manera habitual en el 95% para las pruebas de Radiodiagnóstico y tan solo queda un 5% residual de peticiones que aun no puede ser registrado de forma electrónica, solución en la que está trabajando los Servicios de Tecnología de Información del SAS.

La solicitud on line también se utiliza en el campo de la Medicina Nuclear (Gammagrafías, SPECT-TAC, Cirugía Radioguiada, PET o Densitometrías). Los profesionales realizan cada año más de casi 30.000 estudios de este tipo, en pacientes con patología renal, endocrina, cardiológica, respiratoria, digestiva, ósea o neurológica, principalmente.

El proyecto se extiende también a la Atención Primaria, donde la petición electrónica se ha implantado ya en el 99% de los centros de salud de Sevilla capital y del Aljarafe para los que el Hospital Universitario Virgen del Rocío es el centro de referencia para la asistencia sanitaria especializada.

Alta resolución en Primaria

Andalucía tiene en marcha una Estrategia de Renovación de Atención Primaria, entre cuyos ejes se encuentra el Proyecto Estratégico de Desarrollo de la Alta Resolución Diagnóstica y Terapéutica en Atención Primaria para mejorar la eficiencia y los tiempos de respuesta, evitando desplazamientos innecesarios y mejorando el funcionamiento de las interconsultas. Para posibilitar este proceso, se proporcionará a los especialistas en medicina familiar un mayor y mejor acceso a los procedimientos diagnósticos. Simultáneamente, se incrementará el equipamiento diagnóstico de los centros de salud, con la capacitación necesaria de los profesionales.

Siguiendo las recomendaciones de las sociedades científicas, se comenzará ampliando el uso de ecografías, radiología, cirugía menor ambulatoria y otros procedimientos (como DIU, implantes anticonceptivos o infiltraciones), así como las pruebas de laboratorio que se puedan realizar donde está el paciente sin disminuir su fiabilidad. Los profesionales de Atención Primaria podrán solicitar más pruebas de imagen y laboratorio en el tercer trimestre del año.

Se incrementará, pues, la formación de los profesionales y el equipamiento diagnóstico de los centros para conseguir una Atención Primaria de Alta Resolución.